Descargar PDF
Regresar a lista de cuentos

Anansi yéetel le yiits’atilo’ Anansi y la sabiduría Anansi and Wisdom

Texto Cuento de Ghana

Ilustraciones Wiehan de Jager

Traducción Víctor Manuel Canché Yam, Edwin Florencio Koyoc Noh (UIMQroo)

Lectura en voz alta Hilario Poot Cahun

Lengua maayat’aan

Nivel Nivel 3

Contar el cuento completo El audio no está disponible actualmente.

Reproducir automáticamente


Ka’ach jach máan úuchile’ le wíiniko’obo’ mixba’al u yoojelo’ob, mix u yoojelo’ob bix u yúuchul paak’ali’ wa bix u chu’uyul nook’i’, wa kex bix u babajta’al máaskabi’. Yuumtsil Nyame’ ti’ le ka’analilo’ ti’ leti’ yaan tuláakal le yiits’atil ti’ le yóok’ol kaabo’. U ta’akmaj ti’ jump’éel k’at.

Hace mucho, mucho tiempo la gente no sabía nada. No sabían cómo cultivar, o cómo tejer tela, o cómo hacer herramientas de hierro. El dios Nyame arriba en el cielo tenía toda la sabiduría del mundo. La mantenía guardada en una vasija de barro.

Long long ago people didn’t know anything. They didn’t know how to plant crops, or how to weave cloth, or how to make iron tools. The god Nyame up in the sky had all the wisdom of the world. He kept it safe in a clay pot.


Jump’éel k’iine’, Nyamee’ tu tukultaj u ts’áik le k’at tu’ux yaan le yiits’atilo’ ti’ Anansi’. Anansie’ ken u ch’ene’et ichil le k’ato’, ku kanik jump’éel túumben ba’al ¡jach ja’ak’al óolil!

Un día, Nyame decidió darle la vasija de sabiduría a Anansi. Cada vez que Anansi se asomaba y miraba dentro de la vasija de barro, aprendía algo nuevo. ¡Qué impresionante!

One day, Nyame decided that he would give the pot of wisdom to Anansi. Every time Anansi looked in the clay pot, he learned something new. It was so exciting!


Le k’aaka’s Anansio’ tu tukultaje’: “Yaan in ta’aksik le k’at ti’ u yóok’ol junkúul che’ jach ka’anal. ¡Bíin p’áatak chen ti’ teen!”, tu jit’aj jump’éel chowak k’áane’, tu to’aj le k’at yéetelo’ ka tu k’axaj tu t’eet’. Tu káajsaj u na’akal tu k’ab le che’o’, ba’ale jach talam u yilik u na’akal tumen lalajsúutuk ku kojkuba le k’at tu píixo’.

El codicioso Anansi pensó, “voy a guardar la vasija en la copa de un árbol muy alto. ¡Y será sólo mía!” Hiló un hilo largo, envolvió con él la vasija de barro, y lo ató a su cintura. Empezó a trepar el árbol. Pero se le hacía muy difícil trepar el árbol con la vasija constantemente pegándole en las rodillas.

Greedy Anansi thought, “I’ll keep the pot safe at the top of a tall tree. Then I can have it all to myself!” He spun a long thread, wound it round the clay pot, and tied it to his stomach. He began to climb the tree. But it was hard climbing the tree with the pot bumping him in the knees all the time.


Táan u na’akale’, u chichan yaale’ táan u yilike’, ka tu ya’alaj ti’ beya’: “ma’ wáaj asab ch’a’abil ka na’akakech yéetel le k’at ta paacho’”. Anansie’ tu k’axaj le k’at tu paacho’, ka tu yilaje’ jach asab ma’ talami’.

Mientras tanto, el hijo pequeño de Anansi lo miraba desde abajo y le dijo, “¿No sería más fácil trepar si te ataras la vasija a tu espalda?” Anansi ató la vasija llena de sabiduría a su espalda y, efectivamente, fue mucho más fácil.

All the time Anansi’s young son had been standing at the bottom of the tree watching. He said, “Wouldn’t it be easier to climb if you tied the pot to your back instead?” Anansi tried tying the clay pot full of wisdom to his back, and it really was a lot easier.


Ti’ jump’éel súutuke’ páajchaj u k’uchul tu jo’ol le che’o’, ba’ale’ tu tukultaj: “k’a’abet ti’ teen ka yanak tuláakal le yiits’atilo’ ¡Ba’ale’ in waalo’ asab p’ila’an u yich ket teen!” Anansie’ jach p’u’uje’ ka tu pulaj le k’at tak tu ka’analil le che’o’.

En un instante logró llegar a la copa del árbol. Pero entonces se detuvo a pensar: “Se supone que yo soy quien tiene toda la sabiduría, ¡pero mi hijo fue más listo que yo!” Anansi se enojó tanto que lanzó la vasija desde lo alto del árbol.

In no time he reached the top of the tree. But then he stopped and thought, “I’m supposed to be the one with all the wisdom, and here my son was cleverer than me!” Anansi was so angry about this that he threw the clay pot down out of the tree.


Xiixpaj le k’at te’ lu’umo’. Le yiits’atilo’ j-p’áat jáalk’abil uti’al ka ch’a’abak tumen tuláakal máak. Bey tun le wíiniko’obo’ tu kanajo’ob paak’al, chuuy, babaj máaskab yéetel ya’abkach u jeel ba’alo’ob.

Quedó hecha pedazos en el suelo. La sabiduría quedó libre y disponible para todos. Y así fue cómo la gente supo cultivar, tejer, hacer herramientas de hierro, y muchas otras cosas más.

It smashed into pieces on the ground. The wisdom was free for everyone to share. And that is how people learned to farm, to weave cloth, to make iron tools, and all the other things that people know how to do.


Texto: Cuento de Ghana
Ilustraciones: Wiehan de Jager
Traducción: Víctor Manuel Canché Yam, Edwin Florencio Koyoc Noh (UIMQroo)
Lectura en voz alta: Hilario Poot Cahun
Lengua: maayat’aan
Nivel 3
Fuente: Anansi and Wisdom del African Storybook
Creative Commons License
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Internacional.
Opciones
Regresar a lista de cuentos Descargar PDF